HISTORIA DEL DISEÑO: COMPONIBILI DE KARTELL

Hoy vuelvo con otro episodio de la rúbrica «Historia del diseño«. Después de la lámpara Arco, hoy he decidido hablar sobre otro icono del diseño italiano conocido en todo el mundo. Es el sistema Componibili producido por Kartell y diseñado por Anna Castelli Ferrieri en 1967. El sistema Componibili se ha vuelto tan icónico con el tiempo que, 50 años después, sigue siendo uno de los productos más vendidos de Kartell y está en las colecciones permanentes Museo de Arte Moderno de Nueva York y el Centro Georges Pompidou de París.

Componibily by Kartell, designed by Anna Castelli

Anna Castelli Ferrieri fue una arquitecta y diseñadora italiana, una de las primeras mujeres italianas graduadas en arquitectura y una de las pocas mujeres en el sector del diseño en esos años. Es conocida por su colaboración con Kartell, una empresa fundada por su marido en 1949 y pionera en Italia en la investigación y producción de objetos plásticos cotidianos.

El Componibili, inicialmente llamado «mobili 4970/84», se presentó por primera vez en 1967 en el Salone del Mobile de Milán y refleja la idea de Anna Castelli Ferrieri de un diseño que no tenía que ser solo bonito sino también funcional.

El Componibili refleja las tendencias de diseño de principios de los años sesenta, años de crecimiento económico y pleno desarrollo de la industria. En estos años, los objetos estaban diseñados para ser bonitos pero también funcionales para satisfacer las necesidades de la vida moderna. La industrialización se aplicó cada vez más al mundo del diseño, con el proceso de producción en serie que también se convirtió en una referencia estética. El plástico fue el material que caracterizó estos años bajo el lema «Plastic is fantastic» (la tendencia cambiará hacia finales de la década de 1960 con la llegada de la revolución juvenil, la cultura hippie, las influencias culturales de Londres, como los Beatles y los Rolling Stones y luego en los años setenta como consecuencia de la crisis del petróleo).  Los objetos de plástico representaba la modernidad y el progreso: respondían a las exigencias de la producción en serie, de flexibilidad, de modularidad y ligereza.

White Componibili Kartell

El Componibili fueron inmediatamente apreciadas por su funcionalidad y modularidad: los elementos del contenedor pueden ser superordinados sin la ayuda de tornillos o pasadores sino gracias a una forma simple entrelazada. Se pueden montar libremente creando así diferentes composiciones en términos de color y número de estantes. Los elementos tienen una abertura deslizante caracterizada por un agujero en lugar de la manija. También fueron los primeros componentes ensamblados en plástico ABS moldeado por inyección.

El Componibili también responde a la estética de esos años, donde los objetos eran principalmente mono-materiales y monocromática, caracterizados por tonos fuertes y colores saturados y ópticos (tales como blanco, rojo, naranja, amarillo) y altos contrastes.

Colored Componibili Kartell

 

Qué decir, un icono del diseño italiano que cincuenta años después sigue siendo moderno.

Kartell Componibili used as Bedside table1. Photo credit: Anna Holst – 2. Photo credit: Finnish Design Shop

Sophia Galeria

 

Read the post in ENGLISH – Leggi il post in ITALIANO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Instagram

Copyright © 2019 · Mariana Bettinelli · Theme by 17th Avenue